Seguidores

miércoles, 1 de mayo de 2013

Lagarto ocelado (Timon lepidus)

 
 
Es el lagarto de mayor tamaño de la Península Ibérica, los grandes machos pueden alcanzar tamaños de hasta 26 cm de longitud cabeza-cuerpo y superar los 75 cm de longitud total. Tienen una cabeza robusta y alta con respecto del cuerpo, que es más bien cilíndrico, con extremidades fuertes y cola muy larga, llegando incluso a duplicar la longitud del cuerpo. Suelen tener un color verde-amarillento, con algunos tonos oscuros. En los laterales presenta 2 ó 3 filas de manchas azuladas (los ocelos que le dan nombre. La cola es del mismo color que el dorso, salvo que esté regenerada y presenta escamas aquilladas. La parte inferior es blanco-amarillenta sin manchas.

 
 
Los machos son más cabezones, de colores más vistosos y miembros más robustos. En celo presentan unos poros femorales muy visibles. Los recién nacidos miden de 4 a 4,5 cm de longitud cabeza-cuerpo y unos 10 u 11 cm de longitud total y pesan alrededor de 2 gramos. Los juveniles tienen un colorido muy vistoso con una docena de filas de ocelos amarillentos bordeados de oscuro sobre fondo marrón-verdoso. El iris es amarillento en los jóvenes y rojizo en los adultos.

 
 
Son muy territoriales durante el celo y no dudan en expulsar a cualquier macho que aparezca en su territorio persiguiéndolo con ahínco. El cortejo consiste en la constante persecución de la hembra mientras trata de agarrarla mordiéndola en la cola, cuartos traseros y flancos, tratando de cortar su huida. Tras la cópula y un periodo de espera de entre 71 a 100 días la hembra pone de 4 a 24 huevos (en la zona centro la media está en 17,5), que entierra en agujeros de 5 a 10 cm de profundidad que excava ella misma o bajo troncos, piedras, vegetación. La huevos son blancos de entre de 10-13mm de anchura y 16-22 mm de longitud. La incubación dura entre 2 o 3 meses, de 66 a 106 días, (realmente nadie los incuba sino que son dejados en el sitio y nunca más vigilados).

10 comentarios:

  1. Hola Manuel excelente captura del ocelado.Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Manuel,

    preciosos nuestros lagartos ocelados. Les has sacado unas instantaneas de lujo. Por mi tierra eran muy comunes pero han pasado a ser raros, raros de verdad. Una verdadera lástima el no poder ver con asiduidad a uno de los reptiles, para mi gusto, más hermosos del mundo. Buen trabajo, felicidades

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Manuel wat is dit een heel mooie reptiel geweldig en zo groot.

    ResponderEliminar
  4. bonito ejenplar de ocelado, es una suerte tenerlos por aqui y disfrutar de esta belleza, enhorabuena por la captura.

    ResponderEliminar
  5. Madre mía Manuel, pedazo de fotos que le has hecho a este celado, si señor, felicidades amigo, que estás muy perdido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Manuel que suerte ,yo estoy por ahi haber si pillo alguno y no hay manera.Las fotos chulisimas.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  7. Que bien has captado a este ocelado. Preciosas fotos. No sabía que podían llegar a tener hasta 75 cm de longitud. Felicidades por esta captura.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Manuel.
    Bonitas fotos de este ocelado. Es una de mis asignaturas pendientes.
    A ver si un dia salimos juntos.
    Un abrazo desde Doña Mencía

    ResponderEliminar
  9. Desde luego un bonito y completo reportaje...un abrazo desde Murcia

    ResponderEliminar